La fisioterapia neurológica o neurofisioterapia está dirigida a personas que han sufrido una lesión en el sistema nervioso (cerebro y médula).

El objetivo de la fisioterapia especializada en trastornos y enfermedades del sistema nervioso central o periférico es generar nuevas conexiones para recuperar las funciones cerebrales que han sido dañadas.

Si quieres saber más sobre esta especialización, qué beneficios tiene para los pacientes y en qué consisten las sesiones, quédate leyendo este artículo. 

La neurofisioterapia: la fisioterapia del cerebro

Aunque en principio asociemos la fisioterapia con tratamientos musculares o de lesiones como cuello, hombros, rodillas, etc. el cerebro también se trata desde la fisioterapia, concretamente la fisioterapia neurológica. 

A pesar de que a día de hoy nos quedan muchas cosas por aprender sobre el cerebro humano, se han descubierto relaciones entre el cerebro y el resto del cuerpo. 

Una de estas relaciones principales es que el cerebro es el encargado del movimiento de nuestro cuerpo. Desde levantarte por las mañanas hasta coger el autobús cualquier cosa que vayas a hacer pasa por él. 

Por ejemplo, cuando coges un vaso de agua, es porque el cerebro ha decidido que tiene sed y manda la orden al brazo para llenar el vaso y tomárselo. Si seguimos desgranando va más allá ya que, según donde esté la botella, grifo o el vaso, el movimiento que realizará será diferente ya sea por la posición, lo que necesites hacer para llegar (secuencia del movimiento) o la amplitud del mismo.

Ahora que hemos pensado al detalle lo que implica para el cerebro, nuestro cuerpo y el movimiento el simple hecho de querer agua y beberla, seguro que somos más conscientes de lo que puede significar una lesión en el sistema nervioso.

Es por eso que cuando una persona tiene problemas para moverse o para realizar sus actividades con normalidad, debe acudir a un fisioterapeuta para realizar los ejercicios específicos que le ayuden a recuperar esa movilidad dentro de las necesidades de cada persona.

¿Qué problemas están relacionados con la fisioterapia neurológica?

A continuación vamos a elaborar los principales problemas en los que la neurofisioterapia podría mejorar la situación de las personas: 

– Problemas para desplazarse 

– Pérdida de fuerza

– Espasticidad o rigidez

– Cambios en la postura

– Disminución de la movilidad

– Dificultad para permanecer de pie o sentado

– Problemas para caminar

– Incapacidad para tumbarse en el suelo

– Pérdida de sensibilidad o sensación rara como de hormigueos, calambres…

– Problemas de equilibrio

– Dificultad para la coordinación, sensación de torpeza

– Epilepsia

– Trastornos del movimiento

– Trastornos cognitivo

– Problemas o cambios conductuales

– Disminución de la vida social

– Dificultad para realizar las tareas o actividades que se realizaban anteriormente

– Dependencia con otras personas para poder realizar las actividades

¿Cuáles son las patologías o lesiones del sistema nervioso que pueden tratarse con neurofisioterapia?

Si le han diagnosticado alguna de las siguientes patologías, es probable que necesite sesiones con un fisioterapeuta especializado en el sistema nervioso (neurofisioterapeuta), para que pueda valorar si la fisioterapia puede ayudarle con patologías o lesiones cómo: 

– Accidente cerebro vascular (ACV)

– Ictus hemorrágico o isquémico

– Lesión medular o cualquier problema producido en la médula espinal

– Traumatismo craneoencefálico (TCE)

– Traumatismos en los nervios

– Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

– Esclerosis múltiple (EM)

– Tumores cerebrales de cualquier tipo

– Guillain Barré

– Daños en las motoneuronas

– Infecciones del sistema nervioso

– Polineuropatías

– Enfermedades autoinmunes desmielinizantes

– Enfermedades genéticas que afecten al sistema nervioso

– Enfermedad de Charcot-Marie-Tooth

– Síndrome de túnel carpiano

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia neurológica al paciente y para qué sirve?

Como hemos comentado, la neurofisioterapia o fisioterapia neurológica es una rama de la fisioterapia que trabaja sobre los efectos que una lesión en el sistema nervioso (cerebro, médula espinal o nervios) pueden provocar sobre las personas. 

Los problemas neurológicos pueden afectar a la biomecánica de las personas, provocando cambios en la postura, en el movimiento, y también en la sensibilidad, el tono muscular, la fuerza, la movilidad, el equilibrio o la coordinación.

El objetivo de la fisioterapia es generar nuevas conexiones neuronales para recuperar las funciones cerebrales dañadas, trabajar para que la enfermedad evolucione más lentamente o paliar los síntomas producidos por la lesión.

Gracias a la fisioterapia podrás mejorar tu calidad de vida o la de tus familiares paliando dolores y mejorando problemas o dificultades al realizar actividades aumentando la movilidad, fuerza  y equilibrio.

¿Cómo es una sesión de fisioterapia neurológica?

El primer paso es tener una sesión de valoración para que el fisio pueda evaluar el estado del paciente y cuál es la mejor forma de ayudarle. 

Una vez hecha esta evaluación te dará pautas y consejos para entender y manejar los síntomas, realizando ejercicios y actividades que te ayudarán a mejorar tu función, alinear tu cuerpo y aumentar tu equilibrio, fuerza y movilidad.

Además, te ayudará a manejar la fatiga, la espasticidad, espasmos y tensión muscular, realizando ejercicios para el control del movimiento, para caminar mejor y para recuperar la estabilidad.

Si se continúan con las sesiones recomendadas se irá haciendo una mezcla entre las actividades que nos lleven a conseguir los objetivos teniendo en cuenta las necesidades de la persona, las actividades le gustaría realizar y cuáles son sus limitaciones

Pero lo más importante de contar con un profesional es la prevención. Prevención de atrofia cerebral y muscular producida por la falta de actividad.

Por otro lado, tener un profesional de confianza hará que estés asesorado tanto paciente, familiares y cuidadores en cada momento, para un mejor tratamiento de la persona, dándoles información útil de la lesión, cómo abordarla y cuáles serían los cuidados que necesita.

En definitiva, se consigue mejorar la calidad de vida y el bienestar de la persona y de sus familiares.

Si tienes algún problema en el sistema nervioso o conoces a alguien que necesite fisioterapia neurológica, no dudes en contactar con nosotros. 

Escríbenos y te asesoraremos en todo lo que necesites.