Si en otro post te hablábamos de la recuperación de un traumatismo craneoencefálico , en el artículo de hoy te contaremos todo lo que tienes que saber sobre la rehabilitación después de un ictus.

El ictus es la segunda causa de muerte entre los españoles y una de las principales causas de discapacidad a largo plazo en adultos, afectando a más de 120.000 españoles y causando 18.000 muertes al año.

Pocos están preparados para este acontecimiento repentino y a menudo catastrófico, pero los índices de rehabilitación son alentadores. En algunos casos, el daño de las células cerebrales puede ser temporal y reanudar su funcionamiento con el tiempo. En otros casos, el cerebro puede reorganizar su propio funcionamiento y una región del cerebro «toma el relevo» de una región dañada por el ictus. Esto dependerá siempre de cada persona, de si afecta al lado izquierdo o derecho y del entorno y circunstancias personales de cada uno.

¿Cuándo debe comenzar la rehabilitación del ictus?

La mejoría puede continuar durante años después de un ictus, pero para muchas personas es más rápida en los primeros seis meses, por eso mismo, cuanto antes comience la rehabilitación del ictus, más probabilidades tendrá el usuario de recuperar las capacidades y habilidades perdidas. Es habitual que la rehabilitación empiece entre 1 o 2 días después del ictus, mientras el paciente está en el hospital.

¿Cuánto dura la rehabilitación?

La duración de la rehabilitación depende de la gravedad del ictus y de las complicaciones relacionadas. Algunos supervivientes se recuperan rápidamente. Pero la mayor parte necesita realizar una rehabilitación durante más de 6 meses.

El plan de rehabilitación cambiará durante la recuperación, a medida que aprenda nuevas habilidades y cambien sus necesidades. Con la práctica continuada, podrá seguir mejorando con el tiempo.

¿Cómo es la rehabilitación de un ictus?

El ictus es distinto en cada persona, por lo que es difícil predecir cuánto se recuperará. Algunas personas recuperan el 100% o casi, mientras que otras pueden seguir teniendo deficiencias.

Por lo general, se comienza la rehabilitación en la unidad de ictus o en una planta de agudos del hospital. Después, puede que trasladen al paciente a una unidad de rehabilitación para pacientes ingresados, o bien que vuelva a casa con rehabilitación en un centro o con visitas. Esto dependerá del estado en el que se encuentre el usuario.

Para decidir cuánto y qué tipo de terapia de rehabilitación va a recibir el afectado, el equipo encargado deberá de analizar si el paciente es capaz de:

  • Mejorar lo suficiente como para influir en su vida diaria
  • Gestionar el tiempo que pasas en una sesión de terapia
  • Colaborar con el equipo para fijar objetivos y estar preparado para alcanzarlos.

Además, la familia y el usuario también forman una parte relevante de la decisión.

La fisioterapia en la rehabilitación del ictus

La fisioterapia es una parte fundamental para recuperación de un usuario que haya sufrido un ictus. El principal fin de la fisioterapia en la rehabilitación del ictus es volver a activar la plasticidad cerebral para recuperar funciones que se han perdido a causa del ictus y mantener aquellas que no han sido afectadas.

En 5 sentidos somos una clínica especializada en ictus que apostamos por la rehabilitación individual y específica de cada usuario, es decir, realizamos un programa de rehabilitación según las necesidades individuales del paciente de manera flexible garantizando así siempre los mejores resultados. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotras!