El 29 de octubre se estableció como el Día Mundial Ictus en 2004 en Canadá, y en 2006 el World Stroke Organasation (WSO) lideró la iniciativa para crear conciencia sobre el ictus pediátrico y adulto y ayudar a prevenir la tragedia. Desde entonces, el 29 de octubre se ha convertido en una fecha importante para educar a la comunidad sobre esta afección médica y sus implicaciones. Charles Miller Fisher, un destacado neurólogo canadiense, es conocido por sus contribuciones pioneras en el campo del diagnóstico y el tratamiento del ictus. Sus investigaciones y descubrimientos han tenido un impacto significativo en la comprensión de esta enfermedad y han mejorado la atención médica brindada a los pacientes de ictus en todo el mundo.

Cada año, el 29 de octubre se celebra el Día Mundial Ictus. Un evento importante en el calendario de concientización de la salud que tiene como objetivo aumentar la comprensión pública sobre esta enfermedad, que afecta a millones de personas en todo el mundo, e informar de sus consecuencias, la importancia de la prevención y los tratamientos adecuados.

Para poder actuar con la máxima rapidez ante el ictus, es necesario conocer, reconocer y reaccionar ante las evidentes señales de que alguien está sufriendo un ictus. Los síntomas pueden llegar a desaparecer incluso en minutos, lo que puede provocar que se le reste la importancia que realmente tiene.

Concienciando sobre el Problema del Ictus

El ictus, también conocido como accidente cerebrovascular (ACV), es una afección médica grave que ocurre cuando el suministro de sangre al cerebro se interrumpe o se reduce significativamente. Esto puede deberse a un bloqueo en una arteria cerebral (ictus isquémico) o a la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro (ictus hemorrágico). En ambos casos, el cerebro no recibe el oxígeno y los nutrientes que necesita, lo que puede provocar daño cerebral grave en cuestión de minutos.

El ictus es una de las principales causas de discapacidad y muerte en todo el mundo. Sus efectos pueden ser devastadores, y las secuelas pueden incluir parálisis, dificultades en el habla, problemas de memoria y cognitivos, y trastornos emocionales. Además, el ictus puede afectar a personas de todas las edades, lo que subraya la importancia de la concienciación y la prevención.

En España, (datos de 2021) cada 6 minutos hay un ictus, 1 de cada 4 personas mayor de 25 años sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Es mortal en el 30% de los casos. Es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en varones. Es la primera causa de discapacidad en adultos. El 90% de los ictus podrían llegar a prevenirse.

Prevención del Ictus

Uno de los aspectos más cruciales del Día Mundial del Ictus es destacar la importancia de la prevención. Muchos ictus son prevenibles mediante la adopción de un estilo de vida saludable, marcando la diferencia en la vida de muchas personas. Aquí hay algunas pautas clave para reducir el riesgo de ictus:

  • Control de la Presión Arterial: La hipertensión arterial es un factor de riesgo significativo para el ictus. Controlar la presión arterial a través de la dieta, el ejercicio y, si es necesario, medicamentos, puede reducir drásticamente el riesgo de sufrir un ictus.
  • Dieta Saludable: Una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y baja en grasas saturadas y sodio puede ayudar a mantener la salud cardiovascular y reducir el riesgo de ictus.
  • Actividad Física: Mantenerse activo físicamente puede mejorar la circulación sanguínea y reducir el riesgo de formación de coágulos. Se recomienda al menos 150 minutos de actividad física moderada por semana.
  • No fumar: El tabaquismo aumenta significativamente el riesgo de ictus. Dejar de fumar es una de las mejores cosas que se pueden hacer para la salud en general.
  • Consumo moderado de alcohol: El consumo excesivo de alcohol está relacionado con un mayor riesgo de ictus. Si se consume alcohol, debe hacerse de manera moderada.
  • Control de enfermedades crónicas: El control adecuado de condiciones médicas como la diabetes y la fibrilación auricular puede reducir el riesgo de ictus.

Fisioterapia en el Tratamiento de las Secuelas del Ictus

A pesar de los esfuerzos de prevención, el ictus puede ocurrir. En estos casos, el tratamiento del ictus inmediato es crucial para minimizar el daño cerebral. Sin embargo, la recuperación a largo plazo también es fundamental, y es aquí donde la fisioterapia se convierte en un componente fundamental de su recuperación.

Las secuelas del ictus pueden ser diversas y varían según la gravedad del episodio y la parte del cerebro afectada. Algunas de las secuelas comunes incluyen debilidad muscular, problemas de equilibrio, dificultad para caminar y pérdida de la coordinación. Los fisioterapeutas diseñan programas de ejercicios específicos para las necesidades individuales de cada paciente.

Recuperación de la movilidad: La fisioterapia ayuda a los pacientes a recuperar la movilidad y la función en las áreas afectadas por el ictus. Esto puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos debilitados y mejorar la coordinación, se trabaja en estrecha colaboración con los pacientes para mejorar su capacidad para llevar a cabo actividades diarias.

  1. Mejora de la marcha: Muchas personas que han sufrido un ictus experimentan dificultades para caminar. La fisioterapia trabaja en la mejora de la marcha y la prevención de caídas.
  2. Ejercicios de fortalecimiento: La fisioterapia puede incluir ejercicios específicos para fortalecer los músculos debilitados por el ictus, lo que puede mejorar la independencia y la calidad de vida del paciente.
  3. Manejo del dolor: Muchos pacientes experimentan dolor después de un ictus. Los fisioterapeutas pueden proporcionar terapias para ayudar a aliviar el dolor y mejorar la comodidad del paciente.
  4. Apoyo emocional: Además de los beneficios físicos, la fisioterapia puede proporcionar apoyo emocional. El proceso de recuperación después de un ictus puede ser desafiante y frustrante. Los fisioterapeutas están capacitados para brindar orientación y motivación a los pacientes, lo que puede tener un impacto positivo en su bienestar emocional.
  5. Evaluación y Adaptación Continua: La fisioterapia es un proceso continuo que implica una evaluación constante de los progresos y ajustes en el tratamiento según sea necesario. Esto garantiza que cada paciente reciba el nivel adecuado de atención y que se adapte a sus necesidades cambiantes a lo largo del tiempo.

El Día Mundial Ictus, celebrado el 29 de octubre, es una oportunidad para concienciar sobre esta enfermedad devastadora y promover la prevención. Al adoptar un enfoque integral que incluye la fisioterapia en el tratamiento de las secuelas del ictus, podemos ofrecer a las personas que han sufrido un ictus la mejor oportunidad de recuperación y una mejor calidad de vida. En 5 Sentidos ofrecemos servicios de Fisioterapia a Domicilio en Málaga y estamos especializados en el tratamiento de enfermedades neurológicas como el ictus.

La prevención y el tratamiento oportuno son clave, y cada uno de nosotros puede desempeñar un papel en la concienciación y la educación sobre el ictus.