Si en otro post te hablábamos de las alucinaciones en la enfermedad de Parkinson, hoy analizaremos la ansiedad en la enfermedad de la Esclerosis Múltiple.

Cuando la gente habla de los síntomas más comunes de la esclerosis múltiple (EM), suele mencionar problemas de visión, hormigueo, entumecimiento y fatiga. Rara vez aparece la ansiedad en esa lista, pero debería, y esto no es solo una reacción a los retos y obstáculos que supone tener una enfermedad crónica, sino que la Esclerosis Múltiple a su vez afecta al sistema inmunitario que puede causar de manera directa ansiedad .

Aproximadamente un 40% de las personas que sufren Esclerosis Múltiple han sufrido en algún momento de ansiedad. La ansiedad es una situación mental que implica un elevado nivel de agitación, inseguridad y nervios. Todo esto se manifiesta en una aceleración considerable del ritmo cardíaco y respiración, sudor excesivo y dificultad para concentrarse.

La depresión y la ansiedad es una de las primeras causas de suicidio, por lo que las personas con EM tienen mucha más probabilidad de querer quitarse la vida. Por consiguiente, es muy importante identificar los cambios de humor de las personas con EM y tratarlo.

¿Qué causa la ansiedad en personas con Esclerosis Múltiple?

Como ya hemos mencionado, el hecho de tener una enfermedad de por vida es de las primeras causas que generan ansiedad o depresión en personas con EM. Por otro lado, la propia enfermedad también afecta al sistema inmunitario, y existen estudios que demuestran que la inflamación que se produce causada por la enfermedad puede favorecer que una persona con EM sufra de ansiedad o depresión.

Por supuesto, los síntomas también son un factor clave en la aparición de la ansiedad. Comenzar a ver que tienes problemas para caminar, debilidad general, entumecimiento de ciertas zonas afecta directamente a la salud mental del usuario.

¿Cómo podemos reducir la ansiedad?

El tratamiento de la ansiedad incluye terapia conductual y ejercicios de exposición para ayudar a aumentar la confianza y la tolerancia. Otra vía es la terapia de aceptación y compromiso donde se identifica lo que es más valioso para una persona y luego se busca la forma de perseguir ese valor a pesar de sus síntomas de EM. La psicoterapia y la medicación ayudan a abordar las causas específicas de la ansiedad.

Incluso cuando la depresión y la ansiedad están causadas o empeoran por la inflamación, pueden tratarse eficazmente con alguna combinación de psicoterapia (terapia de conversación), medicamentos antidepresivos o ansiolíticos, apoyo social y estrategias de vida saludable, como hacer ejercicio con regularidad y seguir una dieta nutritiva.

Algo fundamental para las personas que sufren de EM, es acudir a un fisioterapeuta. Nosotras somos 5 Sentidos Málaga, una clínica especializada en neurología y traumatología y si lo deseas estaremos encantadas de acompañarte, ayudarte y guiarte durante este recorrido.

¿Cómo lo hacemos? Pues ofrecemos un trato personalizado adaptando cada sesión a cada persona de manera individual, estudiamos y nos actualizamos de los nuevos métodos y técnicas más efectivos para obtener resultados de calidad y siempre garantizamos comodidad y flexibilidad, tanto para los horarios, como la forma de pago e incluso realizamos terapia a domicilio, siempre pensando en tu bienestar. ¡Te esperamos!